miércoles, 9 de abril de 2008

Mis responsabilidades

Ahora que no estoy bajo la falda de mami, estoy aprendiendo a puros co"·$% a ser ama de casa y os juro no es fácil.
Puesto a que cuando vivía con los viejos, solo daba mi parte del efectivo y todo lo demás ser resolvía, ahora hay que buscar la plata y resolver, nunca en mi cabeza paso lo incomodo y enojon que es llegar a hacer las cosas que no te dieron tiempo en la mañana.
Llegar y sin quitarme un trapo comenzara recoger, cuando lo que quiero es dormir y olvidarme de todo.
Ni hablar del día de limpieza general, ufff que difícil, trapeadores por acá, guantes por un lado, sentir el éxtasis en la mezcla de cloro con mistolin(gia mode on), los típicos pantaloncitos cortos, la música fuerte, y una ganas de desaparecer.
Y cuando llegan los sábados, eso que al compás de la lavadora, detergente y rico suavizante en sambullo en el climax de la ropa recién lavada, y los domingos dicen apartarte, entre almidón y caliente plancho mis harapos de la semana.
Pero lo mas difícil es en la semana, cuando a veces Gia se siente mal y puede cocinar, que difícil, como no hay ruta de transporte voy a pie a casa en ese hermoso trajecto debajo del sol de las 1 de la tarde.
ahora debo preocuparme por tener todo en su lugar, me he vuelto una adicta a la limpieza y peletica con los reguero, y es que o me arreglo o me jodo, rayos todo es una vaina